Escotes

“Si no tienes mucho busto, es bueno un vestido strapless o tal vez un escote asimétrico que incluya bobos alrededor, de manera que da la sensación de que hay más de lo que se ve”. Este tipo de escote se caracteriza por la línea recta que va de hombro a hombro, por atrás y adelante del vestido. Los vestidos con escote barco son minimalistas, elegantes y harán que tu figura luzca equilibrada.
Los vestidos con este tipo de escote otorgan un aire muy femenino y sensual, ya que se forma un corazón muy marcado en la línea del busto, dejando tus hombros descubiertos y realzando tu busto.  Si bien es un escote sencillo, con una buena caída lograrás que tu vestido se vea más deslumbrante. Puedes agregarle unos cuantos detalles de pedrería o drapeados para darle un toque más personalizado y elegante.
Si quieres lucir tus finos hombros y brazos delgados, un vestido strapless es la mejor opción. Es muy popular ya que se adapta a todo tipo de vestido: el escote puede ser en V, en forma de corazón o redondo. Además, lo puedes usar en cualquier estación del año  Este sensual corte consiste en dejar caer los hombros y descubrir la espalda y el cuello. Los hombros se sujetan con tiras elásticas. Por lo general, este escote impide mover los brazos con libertad, así que asegúrate de que no sea muy incómodo.
 
Un vestido con escote halter no tiene mangas y se sujeta por atrás del cuello. De esta manera se deja a la vista la espalda, los hombros y los brazos. También llamado cuello cisne, este tipo de escote hará que te sientas como una princesa gracias a la malla transparente que cubre el cuello. Es recomendable para mujeres con el cuello alto y delgado, hombros estrechos y rostro afilado. 

Otros reportajes relacionados

TE CASARIAS YA? En solo 3 meses nos ocupamos de todo. Ceremonia-aperitivo-menú-dj-baile 2h-candy bar-fotomatón.....
La novia debe ser ella misma durante su boda, mostrar su personalidad y ser fiel a sus gustos y preferencias, y el peinado también puede mostrar quién es realmente.
La única norma que una novia debería seguir es la de ser ella misma. Por lo demás, no hay reglas escritas. El maquillaje puede ser natural, basado en tonos neutros, o puede regalarle el protagonismo a unos labios pintados en rojo pasión para caracterizar a su dueña como la mujer segura y fuerte que es.