Flores para una boda

El Ramo de Novia

El ramo de novia es un complemento destacado el día de la ceremonia que va a atraer muchas miradas, sino todas. Es más, en ciertos momentos del enlace adquirirá especial protagonismo. Pero incluso sin tener en cuenta ese punto, se debe recordar que el ramo de novia permanecerá delante del vestido de la novia durante casi toda la ceremonia nupcial, y por tanto será un elemento muy visible por todos los asistentes. Una mala elección puede afectar muy negativamente a la imagen de la novia. Existen multitud de profesionales especializados en la elaboración de ramos de novia, y siempre será una sabia decisión dejarse guiar por su consejo. Cada boda y cada novia será diferente, y por tanto requerirá de un ramo diferente.
Como simples detalles que nos pueden orientar en la elección del ramo podemos considerar los siguientes:
En primer lugar se debe considerar la época del año en que se celebra la boda, pues ésta nos va a marcar que flores tendremos disponibles, y cuales será muy complicado encontrar. Si bien es cierto que el uso de viveros alarga las temporadas, en ocasiones localizar una determinada flor, en un determinado momento del año, puede ser una árdua tarea. En segundo lugar se debe considerar el estilo de la boda que se haya elegido, algo que va estrechamente ligado con la personalidad de los novios.
Novias con personalidad algo tímida quizá deberían decantarse por el uso de pequeños ramos, o bouquets, de líneas sencillas. Bodas con aire atrevido y desenfadado, deberían ir acompañadas también por ramos alegres. Ceremonias formales, requieren de ramos y arreglos florales formales y de corte clásico. Y un largo etc. El vestido de novia es otro punto fundamental a tener en cuenta cuando se seleccione el ramo de novia. El color y el volumen del vestido marcará también el color predominante, y el volumen, del ramo. Si el traje es clásico, con larga cola y velo, se hará necesario el uso de un ramo con caida para que el conjunto resulte visualmente equilibrado.
Las características físicas de la novia también resultan fundamentales en la elección del ramo. Por ejemplo la altura y complexión de la novia influirá entre otras cosas en el tamaño de las flores que deberían emplearse; novias de pequeña estatura requieren flores de pequeño tamaño. El tono de la piel y el color del pelo, también marcará el tipo de flor que mejor puede combinar; novias morenas pueden portar ramos de colores vivos, novias rubias deberían optar por tonos pastel, aquellas novias de cabello pelirrojo pueden perfectamente optar por tonos intensos como por ejemplo anaranjados.

¿Cómo se hace un ramo de novia?

Los ramos de novia han cambiado mucho a lo largo de la historia siguiendo las tendencias marcadas por la moda en cada momento.

Las rosas y las orquídeas constituyen la base para los ramos más clásicos, ya sea en bouquet, o en cascada. Hoy en día, por ejemplo, se realizan diseños más atrevidos sobre una pequeña estructura metálica o vegetal en los que es posible ver orquídeas combinadas con otras flores más pequeñas.

Decoración floral para tu boda

Un aspecto de la ceremonia nupcial muy destacado por lo visible, y que por tanto debemos cuidar de forma especial, es la decoración floral en la iglesia y en el lugar donde vayamos a celebrar el banquete de bodas.

El tipo de decoración floral dependerá en gran medida del recinto en el que vaya a transcurrir el evento; una iglesia, una ermita, una catedrál, un recinto civil, etc. Algo a concretar desde el mismo momento que se reserva la fecha para la boda es que posibilidades ofrece o permite el lugar, tanto para la decoración floral, como para los reportajes fotográficos. Por desgracia no es infrecuente encontrarnos con que la parroquia, o el edificio civil, tiene algún tipo de acuerdo más o menos encubierto con alguna floristería concreta, o con algún fotógrafo especializado en bodas. En estos casos es más que probable que recibamos presiones para utilizar sus servicios. Si la calidad que ofrecen no es mala, puede ser aceptable perfectamente, pero en caso de que deseemos nuestro propio decorador o fotógrafo tenemos todo el derecho del mundo a declinar sus servicios.

Otro punto a tener en cuenta es que es muy posible que no seamos la única pareja que se vaya a casar en el recinto ese mismo día. Si esto es así, no es mala idea llegar a un acuerdo entre todos para establecer una decoración conjunta.  Compartir flores en la boda resulta más económico, y simplifica la logística.

No solo podremos optar por el uso de flores, el alquiler de plantas vivas para la entrada a la iglesia, o incluso para su colocación interior, puede darnos una nota de color y distinción muy interesante.

Finalmente, nunca se debe dejar la decoración floral de la iglesia para el último momento. La empresa de floristería encargada de la decoración debería poder estudiar el lugar con antelación para una correcta planificación.

Otros reportajes relacionados

Las bodas en un lugar exótico y distante están de moda. Son cada vez más las parejas que se apuntan a invitar a amigos y familiares cercanos para disfrutar de una boda-vacaciones. Existen empresas especializadas en este tipo de organización
Tocados de novia El tocado de novia no sólo debe complementar su vestido de boda, sino que también completa todo el conjunto de boda.
Para lucir fantástica el día de tu boda, necesitarás una sonrisa deslumbrante, un peinado especial y, sobre todo, el vestido de novia de tus sueños. Te explicamos las diferentes siluetas de vestido, para que puedas escoger el que te ayude a sentirte fantástica.